Scratch. Programación fácil para educación primaria y secundaria.

  1. Introducción

Scratch, esta aplicación está enfocada hacia niños de 8 años en adelante para que desarrollen habilidades de aprendizaje en programación. A medida que van creando sus proyectos, los creadores afirman que los chicos irán aprendiendo conceptos matemáticos/informáticos fundamentales, además de ir obteniendo experiencia en el concepto de “diseñar” un proyecto.

En Scratch, la idea es dar la posibilidad de que por medio de una mezcla de sonidos, imágenes y animaciones, se puedan lograr productos interactivos y creativos. Scratch abre un nuevo mundo de posibilidades, ya que ellos podrían subir su contenido creado a internet, compartirlo, y así incentivar a otros a lograr algo similar o mejorar lo realizado. Scratch funciona para Windows, Linux y Mac. En el sitio oficial de la aplicación (http://scratch.mit.edu/) se pueden subir trabajos y presentarlos en comunidad para ser compartidos por otros usuarios. Además, en los últimos dos años, desde el propio MIT y otras organizaciones se han convocado concurso para los mejores desarrollos usando Scratch. La principal aportación de Scratch es que está destinado a usuarios de temprana edad, lo que lo hace directamente aplicable como herramienta didáctica destinada a enseñar programación en particular e informática en general, a alumnos de primaria y secundaria. Cada vez más, los alumnos están interesados en la programación como medio creador de diferentes utilidades, aplicaciones y juegos, apareciendo este interés cada vez más en edades tempranas. Scratch ofrece una perspectiva avanzada en conocimiento pero sencilla en manejo. Para aquellos que llevan muchos años en la docencia de la Informática en las aulas y que no han entendido hasta el momento lo que ofrece Scractch, se puede decir que Scratch es un sustituto avanzado de herramientas “ancestrales” como Logo.

images (1)

 

 

  1. Funcionalidad básica.

Scratch trabaja desde local, es decir, es una aplicación que se descarga de Internet y se tiene que instalar en los ordenadores de los alumnos/as. No es una aplicación Web 2.0, por lo que no se necesita una conexión a Internet para poder trabajar con ella. La siguiente dirección es para descargar la aplicación http://scratch.mit.edu/ La aplicación tiene versión en castellano y otros idiomas, además del Inglés. La funcionalidad básica es [Mundoeduca]: Es programación orientada a objetos, con las estructuras básicas como: asignaciones, condicionales, bucles y, funciones. Interfaz intuitiva y muy gráfica. Existencia de un banco de recursos en el propio programa: objetos, personajes, escenarios, sonidos… La acciones de los personajes se forman apilando piezas a modo de puzle. Visualización instantánea de lo que hacemos en el programa. Interacción con los objetos y personajes que introducimos con el ratón y teclado, es decir, una vez que creamos nuestro proyecto el usuario puede interactuar moviendo los objetos en la pantalla Posibilidad de difundir nuestro proyecto en la web.

  SCRATCH3

 

 

 

 

  1. Uso en el aula.

Como ya se ha comentado, Scratch tiene muchas posibilidades tanto en el aula de primaria como de secundaria. Debido a que tiene una interfaz gráfica basada en bloques, Permite hacer aplicaciones multimedia con diferentes niveles de complejidad, y esta es la característica que la hace más atractiva para el alumnado, ya que, mientras hacen un multimedia, aprenden, sin saberlo a programar. Sin duda, este es el enfoque didáctico más atractivo a la hora de usar esta herramienta.

Para ver qué hay hecho por otros en Scratch, la página de Scratch ofrece proyectos compartidos por la comunidad para libre disposición. Todos estos proyectos se pueden usar de dos maneras: 1. Como un recurso multimedia más para el aula. Por ejemplo, si hay un recurso que tiene un enfoque didáctico adecuado, se puede usar tal cual como un recurso más para el aula. 2. Como la semilla de un proyecto mayor. Un grupo puedo coger uno de estos proyectos y extenderlo con funcionalidad propia para hacerlo más completo o potente. Al ser proyectos libre para poder editarlos, la reutilización y extensión ofrece muchas posibilidades. Por otro lado, la herramienta puede usarse de muchas maneras, pero todas ellas cumplen con un objetivo claro: fomentar el pensamiento algorítmico en los alumnos/as:

Trabajar con los alumnos/as conceptos básicos de programación: asignación de variables, condicionales y funciones para interactuar con un elemento gráfico. Gracias a la programación con bloques, a las funciones predefinidas en Scratch y a su librería de objetos, ésta es una buena plataforma para hacer los primeros pinitos en programación, por ejemplo, para hacer un sistema de preguntas y respuestas. B. Trabajar con los alumnos/as aspectos avanzados de la programación: repeticiones (while, repeat, for) y aspectos de programación orientada a objetos – POO. Esta perspectiva permite hacer aplicaciones más complejas, en donde los bucles y la interacción entre objetos encuentran su principal objetivo. Por ejemplo, hacer un sistema para que un objeto se mueva en una u otra dirección según decida el usuario (por teclado). Esta manera de usar Scratch es más adecuada para 3º y 4º ESO ya que se necesita la capacidad de esas edades para abstraer las estructuras de programación. Tanto los ejemplo A como B están destinados a enseñar al alumno/a a programar de manera explícita, a resolver construir algoritmos y familiarizarse con la programación orientada a objetos – POO. Sin embargo, un enfoque más atractivo válido tanto para Primaria como para Secundaria sería, con la excusa de desarrollar una aplicación multimedia que muestre un determinado contenido educativo, manejar la programación de Scratch para desarrollarlo. De esta manera, el objetivo que percibe el alumno/a es el de conseguir un fin (material) y no el de aprender a programar. Así se consigue que los alumnos/as interioricen el uso de la programación como una herramienta TIC más y no como algo que hay que aprender con independencia de para qué puede servir.

SCRATCH4

 

 

 

 

 

 

 

4.- Conclusiones

Scratch es una aplicación sencilla para enseñar a programar. Su interfaz gráfica, alejada de los “poco amigables” lenguajes de programación textuales, tiene todo lo necesario para hacer Programación Orientada a Objetos. Desde el punto de vista de las TIC, que los alumnos/as aprendan a programar sus aplicaciones es una necesidad, ya que la sociedad de la información lo requiere. Sin embargo, no es aconsejable que los alumnos/as aprendan a programar como objetivo (con tareas como hacer algoritmos para sacar si un número es primo o no) sino que deberían aprender como medio para conseguir un fin. El fin con Scratch es hacer proyectos multimedia atractivos que, al mismo tiempo que enseñan a los alumnos a programar, desarrollan contenidos, presentaciones, juegos, etc., para sus aulas y sus materias.

 

Fuente: Revista Digital Sociedad de la Información